viernes, 4 de agosto de 2017

WWE Files: enigmas y bookeos incomprensibles


Estamos acostumbrados ya a quejarnos de lo nefasto que nos parece todo en WWE y en cada uno de sus shows. No hay ni un solo día que no salga alguien se queje sobre algún tema en concreto y se pregunte por qué este trato hacia este luchador o esta luchadora Pues hoy, ese alguien será este humilde y sabio servidor.

Hace ya unos meses, cuando a todos nos parecía que SmackDown! Live se estaba comiendo con patatas a su 'rival' RAW, tanto a nivel creativo como en PPVs, WWE nos ofreció un nuevo intercambio de talentos para darle más importancia a ambas marcas y atraer más a un público que caía en la marca roja, pero encontraba su sitio en la parte azul. No solo eso, sino que la empresa apostó por darle un giro radical a su máxima figura, Brock Lesnar, haciéndole caer frente a una leyenda como Goldberg. Por su parte, Strowman se alzaba como el héroe de RAW tras su paso por la familia Wyatt, y con el debut de Finn Bálor, la empresa apuntaba a tener una nueva y buena época con tanto talento. Sin embargo, pronto la gente comenzó a expresar su malestar y descontento por el trato a algunas superestrellas. ¿Qué pudo salir mal?

WWE no solo no supo manejar su talento, sino que nada salió como esperaba, y el público reaccionó de mala manera a varias de las decisiones importantes que la empresa tomó como soluciones a los malos resultados televisivos. A continuación, relataré y analizaré algunos de los muchos problemas y enigmas que tiene la empresa ahora mismo con algunos de sus talentos en el roster principal y por qué deberían tener un manejo diferente.

El enigma Bálor



Finn Bálor era una de las principales novedades y atracciones de WWE de cara al 2017, pero su paso por el roster principal, de momento, es anecdótico. El ex-campeón de NXT subió a RAW y tuvo la victoria más impactante que puede tener un debutante: derrotar a Roman Reigns en una oportunidad titular en el ME del evento más importante del verano. Bálor llegó a Summerslam 2016 con la ocasión de ser el primer campeón, y lo consiguió. Estaba en la cima del mundo. WWE apostó muy fuerte por él, y parecía que no les iba a defraudar. Pero todo esto se torció con una desafortunada lesión. La larga baja de Finn Bálor supuso un duro golpe para el escenario principal de RAW, que tuvo que recurrir a Kevin Owens como campeón de urgencia para poder continuar sus planes con Reigns alejado del título y con Rollins acercándose a Triple H.

Aunque no lo parezca, la empresa tenía un guión muy claro y muy bien pensado con Bálor como campeón. Como consecuencia de su lesión, vivimos unos meses con un campeón que, en mi opinión, no daba la talla para ser llamado así, y el campeonato fue un juguete en manos de un uppercarder. Kevin Owens cumplió en un primer momento, pero a medida que pasaba el tiempo, el campeonato era lo de menos. Ni la puesta en escena de Roman Reigns por el cinturón hizo que la escena titular cobrase el interés necesario. Con decir que lo más over de RAW era un nuevo invento de Chris Jericho... ¿Era así el plan original de la empresa? Lo dudo. No solo sufría el título, KO o Roman Reigns, sino también los que estaban en posiciones inferiores. El entonces campeón, tenía que estar en posiciones más bajas para ayudar a entretener una posición del card que pasó serios apuros con Rollins, Reigns, Kevin Owens y Chris Jericho como lo único a tener en cuenta de RAW, y con rivalidades que se llevaron hasta el límite de la sobreexposición. ¿Recordáis cuando lo más interesante de RAW eran los squashes de Strowman y Nia Jax?

Después de mucho tiempo y con un intercambio de cinturones de Owens, a Goldberg, a Lesnar, quien rara vez se deja ver por WWE, nos encontramos con Finn Bálor de regreso, pero sin planes. Su llegada frenó un push estratosférico que la empresa tenía preparado para él. El irlandés estaba camino a ser una gran estrella desde el minuto 1, pero con dos lesiones a sus espaldas en tan poco tiempo, WWE no tuvo más remedio que aparcar todos sus planes e ir haciéndole hueco en combates sin mucha relevancia.

Ahora, metido de lleno en una rivalidad con Bray Wyatt al segundo intento, Bálor vuelve a entrar en el terreno de juego, para poder, por fin, buscar un poco de brillo. Por suerte para él, se espera que salga pronto del ostracismo y brinde algo de luz a la compañía con sus apariciones.


El enigma Rollins



Desde su turn babyface, Seth Rollins estaba llamado a ser la principal estrella de WWE junto con Roman Reigns, John Cena, Brock Lesnar y los que la empresa quisiera meter en ese saco. Meses después de esta decisión, la situación es radicalmente distinta, y Rollins no parece tener ni la importancia esperada, ni la reacción prevista, ni la confianza necesaria. 'The Architect' esperaba tener aún más importancia en su etapa como chico bueno, pero las cosas no salieron así. Mal desempeño en el micrófono, promos repetitivas e insustanciales, combates muy por debajo de lo esperado, y unas rivalidades que dejaron mucho que desear, son algunas de las malas acciones que nos ha dejado el bueno de Seth en su paso como face. Detrás del turn del hombre más odiado de la empresa, los motivos de dicha acción sí que son un verdadero enigma. ¿Acaso una traición al traidor es motivo de cambio de actitud? Rollins solo dio muestras de dar un paso más en ese turn cuando agradeció los aplausos al público, pero su valentía en combate y sus acciones seguían sin tener una justificación detrás.

No, después de todo, Seth Rollins sigue muy perdido. Hubo un momento donde su personalidad salió a relucir, al intentar encontrar a Triple H en un evento de NXT. Esto, sin embargo, fue un mero espejismo. Rollins no quiso evolucionar, y su personaje sufre cada vez más. No es de extrañar que la gente pierda el interés en él, sus ovaciones sean únicamente por su pasado, y la empresa se replantee su situación. Han tenido que recurrir a Dean Ambrose y a una alianza y posible ruptura para poder sacar más atención de él. ¿Su futuro? Incierto. ¿Su presente? Inestable, como su compañero.


El enigma Lynch



Becky Lynch es, para muchos, la wrestler más talentosa que tiene la empresa en estos momentos. Quizás detrás de Asuka y en espera de ver en acción a la flamante contratación Kairi Sane, pero Becky no baja de los puestos altos. Entonces, ¿por qué está perdida en SmackDown!?

La irlandesa tiene fama de ser una de las más trabajadoras del roster. Ha sufrido un trato muy cuestionable cuando hablamos de su palmarés, de sus oportunidades para ser el centro de atención, o de que le den más atención a una recién llegada de NXT como Alexa Bliss antes que a la ella, que se supone que estaba en el show azul, sola, para poder ser la cara de la división. No solo no fue la cara final, sino que ahora, hasta Naomi o Natalya tienen huecos en Summerslam, Charlotte está a la espera de coger turno, y Becky ni siquiera tiene sitio en una rivalidad medianamente importante.

En definitiva, Becky es un verdadero enigma para cualquier cabeza pensante. ¿Cómo puede ser que esté tan olvidada en una zona tan baja de una división tan necesitada? Ella era ideal para aupar a varias heels y hacerse con algo de fuerza, pero es incomprensible que la tengan como la tienen. A pesar de todo, a mí, no es que me moleste ahora mismo. Los personajes como el suyo nunca me han gustado.


El enigma Ambrose



Dean Ambrose, ese lunático de instituto que encantaba a todos y a todas hasta hace no mucho, está pasando por una de sus peores situaciones en su estancia en WWE. El hombre que era la alternativa a Roman Reigns en su push meteórico al campeonato, está perdido y siendo reciclado con una historia conjunta con Seth Rollins.

Mucho se rumorea sobre un posible heel turn de Dean sobre Rollins y que esto le dé un soplo de aire fresco a su personaje. La verdad, es algo que yo espero. Dean está para ser un auténtico heel y salirse del plano face que tanto le limita. El tener que estar siempre a merced de lo que el público pueda pensar de él o de estar pendiente de su situación es algo que puede acabar pasando factura y desgastando totalmente su personalidad. Una personalidad diseñada para ser heel.

A pesar de todo esto, Dean Ambrose ha estado cumpliendo con lo que se le exige. Es decir, no es su culpa estar en una rivalidad por enésima vez con The Miz. Ni tampoco que le pongan siempre por el título Intercontinental cuando podría dar cosas más frescas con rivales nuevos. Solo hay que tener paciencia con él y ver si la empresa da el paso hacia adelante con él.


El enigma Bayley


La top babyface femenina de WWE no ha cuajado como debería. Bayley, en NXT, era la persona más over del universo, y todo el mundo esperaba que en el roster principal, con una presentación adecuada, obtuviera la misma reacción. Sí, inicialmente fue así, pero es algo que les ha pasado a casi todos los debutantes. Bayley, al igual que muchas otras estrellas, llegó sin una presentación digna, habiendo aparecido ya en el roster acompañada de Sasha Banks en un combate en PPV, con asuntos pendientes en NXT, y sin explicar su personaje o forjar su identidad. ¿Quién era Bayley?

A día de hoy, ya ha logrado ser campeona. Pero, cuando la lógica dicta que un campeonato suyo debería ser una gran fiesta y una hazaña memorable, la realidad esnseña que no fue nada parecido a lo imaginado. Bayley no fue presentada como es debido, y eso se notó. Alexa Bliss está más over que ella, y esto es una mala señal puesto que a Alexa tampoco la presentaron, solo la desarrollaron. Es más, actualmente, Bayley solo tiene el foco de RAW a la espera de Nia Jax, que como dijo nuestro amigo Unleash, es la que recibe el bookeo de Ultimate Underdog de la división.

Bayley tiene la suerte de tener todo el futuro para ella. Es la única babyface real de RAW, ya que ni Sasha Banks ni Nia Jax deberían usurpar este puesto. Especialmente Sasha, que como face deja muchísimo que desear. El futuro es suyo, y tarde o temprano, tendrá el hueco y la atención que debería tener. A diferencia de Sami Zayn, no tiene tanta competencia para lograrlo. Para mi desgracia, claro.


Estos han sido algunos de los casos más extraños que yo he sido capaz de detectar como alarmantes o llamativos en WWE. ¿Consideras que hay alguno más o que algún talento más merece también tener un sitio en una lista de wrestlers mal bookeados? No olvides dejar tus impresiones en los comentarios.

Roxas